vídeos relacionados

Loading...

miércoles, 4 de junio de 2008

MODEM mental: hacia la telepatía electrónica.



Este blog se podrá escribir algún día con la mente. Tal vez, a futuro, ya ni será necesaria la escritura ni el lenguaje hablado.


Rescatando al antiguo concepto MODEM (MOdulador-DEModulador) y de los nuevos BCI (Brain Computer Interface), se ve más cerca un camino hacia el invento de un posible aparato integral que nos permita traducir y transmitir nuestros pensamientos a una velocidad superior al lenguaje hablado.


El MODEM fue utilizado antiguamente para la transmisión de datos dentro de una señal portadora sinusoidal en diferentes medios, como un cable telefónico u ondas de radio. Actualmente se sigue aplicando el mismo principio pero más óptimo en rapidez, seguridad, con telecomunicación dinámica, etc.


En nuestro afán de explorar nuevos medios de comunicación y nuevos sentidos, hay un experimento que me ha llamado especial atención. 

Según la revista Science, recientemente se ha experimentado con éxito en la interpretación de algunas palabras que se pudieron reconocer en el momento de pensarlas sin pronunciarlas. El ensayo consistió en un entrenamiento inverso. Es decir, primero los voluntarios se concentran en pensar las palabras que se les indica mientras les monitorizan su actividad cerebral; se registran las distintas combinaciones de las zonas del cerebro que son activadas por distintas palabras. Las combinaciones poseen relación con diferentes recuerdos, emociones, etc. Por ejemplo, palabras que representan herramientas normalmente activarán zonas relacionadas con el movimiento manual; mientras que palabras que significan edificios, se espera que activen zonas asociadas a espacios. Así también, unas palabras activan zonas similares a otras porque tienen alguna relación lógica entre sí, y así sucesivamente.


Esta aproximación depende de la configuración mental de cada persona y sus respectivas asociaciones de palabras con sus recuerdos. Pero sorprendentemente funciona con un amplio vocabulario por el "sentido común" que los seres humanos vamos guardando en nuestros recuerdos y éstos son reconocidos en un alto nivel de abstracción mental. El experimento ha sido realizado con 60 palabras, incluidos 25 verbos, para luego poder reconocer incluso palabras nuevas no entrenadas, por utilizar un sistema inteligente que predice en las combinaciones de la actividad cerebral según lo aprendido. 

El problema que veo en este experimento es en la precisión de las palabras pensadas que puedan ser reconocidas con sinónimos, y no exactamente la palabra literal. Haría falta una exploración con una previa configuración mental en función de la memoria de cada persona en particular.


El próximo paso inmediato es la investigación del lenguaje con frases completas y de ahí hacia el reconocimiento mental de escenarios cada vez más complejos.


El método será aun mejor una vez que se pueda reconocer la configuración lógica de alto nivel de cada mente, abstrayendo así los conceptos de las combinaciones funcionales y sensoriales específicas más cercanas a la anatomía del cerebro. Eso permitiría extender la transmisión de conocimientos sin necesidad de pensarlos, directamente a los recuerdos y aprendizajes.


El futuro MODEM mental tendrá que estar conectado a un amplificador portátil de señal neural de alta resolución procedente del neocortex e hipocampo (la interfaz), porque son las zonas donde se producen los flujos de memoria entre el pensamiento y los recuerdos. Previamente, el MODEM tendrá que estar configurado y calibrado según la arquitectura mental de su respectivo usuario, algo que se podrá hacer con un scanner completo neurocognitivo en cada etapa de vida y según se desarrolla el cerebro con la edad (update). Solo entonces, el sistema portátil podrá estar calibrado para una estimulación neural sincronizada con un ejército de nanobots u otra técnica que actúe en el flujo nervioso.


Cuando el desafío anterior se consiga, probablemente el caudal y velocidad de transmisión de datos (qbits) sea mucho mayor, como para soportar las señales neurales de alta resolución en breve tiempo. Entonces el resto puede ser algo así como transmitir la señal "modulada" por cualquier medio conocido (teléfono móvil, Internet, etc.) y dependiendo del receptor, éste sea capaz de "demodular" la señal en otro MODEM y de ahí a cualquier otro dispositivo u aparato que reaccione a modo de "telequinesis electrónica"; o bien, con otro MODEM mental en el otro extremo y un neuro-estimulador que active las zonas del cerebro del receptor en su propia configuración equivalente, produciendo así una primera experiencia de "telepatía electrónica" (e-Telepathy) de alto nivel de abstracción sensorial, es decir, transmisión de pensamiento conceptual y no a nivel de estimulación de sentidos.


Invitando a pensar prospectívamente un poco más lejos (intención de este blog), me pregunto ¿qué fenómeno se puede producir cuando comencemos a comunicarnos entre cyborgs mediante la telepatía electrónica en red social a ritmo de vértigo?  Los buenos pensamientos y la sinceridad serán visibles, entonces no hay motivo para temer los avances de las nuevas Neurotecnologías, ¿o sí?


No hay comentarios: